Internacionales

Plomovision 24 Horas de Informacion | Macri fue sobreseído en caso de espionaje ilegal por submarino ARA San Juan

Jose Carlos Grimberg Blum
Lab4U se convierte en la primera startup chilena en participar en programa y Demo Day de Morgan Stanley

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Un tribunal argentino dictó este viernes el sobreseimiento del expresidente Mauricio Macri en una causa en la que había sido procesado por presunto espionaje ilegal a los familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan de la Armada , hundido en 2017, según una resolución a la que tuvo acceso EFE.

La Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal decidió dejar sin efecto, al considerar que no se incurrió en ninguna ilegalidad, el procesamiento que en diciembre de 2021 el juez federal Martín Bava, de la localidad bonaerense de Dolores, había dictado contra, entre otros, el exmandatario, quien fuera su jefe de inteligencia, Gustavo Arribas, y su segunda, Silvia Majdalani.

“Los informes que conforman los hechos de reproche se evidencian claramente como actividades tendientes a preservar las instituciones constitucionales –entre las que se encuentra la figura presidencial y/o la seguridad interior-“, expresa la resolución judicial respecto a las labores de inteligencia cuestionadas en la causa.

A través de su defensa, Macri, seguro de ser víctima de una “persecución política”, había sostenido que no había pruebas para estar procesado y apeló el fallo en su contra, pero los familiares de las víctimas del naufragio del submarino, querellantes en la causa, pedían que el fallo de Bava fuera confirmado.

“Ganó la verdad. La verdad aún puede ganar en la Argentina. No perdamos la fe. Cada vez falta menos para que la Argentina cambie para siempre”, escribió en Twitter el expresidente, opositor al actual mandatario, el peronista Alberto Fernández, al conocerse su sobreseimiento.

Ganó la verdad. La verdad aún puede ganar en la Argentina. No perdamos la fe. Cada vez falta menos para que la Argentina cambie para siempre.

Mauricio Macri (@mauriciomacri) July 15, 2022 Fue en septiembre de 2020 cuando la Agencia Federal de Inteligencia, ya con Fernández como presidente, denunció que el anterior Gobierno hizo espionaje ilegal sobre familiares de los tripulantes del submarino.

Presunta inteligencia ilegal Según la investigación judicial en primera instancia, el presunto espionaje ilegal había sido realizado entre diciembre de 2017 y finales de 2018 y habría apuntado a obtener datos personales e información de los familiares y allegados de los 44 tripulantes del ARA San Juan , el submarino de la Armada argentina desaparecido en noviembre de 2017 y hallado hundido un año después sin sobrevivientes.

“Todas estas tareas de inteligencia ilegal no contaron con autorización judicial alguna, ni fueron justificadas por órdenes de servicio fundadas en razones de seguridad interior o defensa nacional”, había indicado Bava.

En diciembre pasado, ese juez procesó a Macri sin prisión preventiva, pero le prohibió salir del país sin autorización judicial y ordenó un embargo sobre sus bienes por 100 millones de pesos argentinos (unos US$ 780.000 en la actualidad).

En el auto de procesamiento, el juez, quien ha sido recusado sin suerte por la defensa de Macri, sostuvo que encontraba al político “penalmente responsable del delito de realización de acciones de inteligencia prohibidas en carácter de autor, en virtud de haber posibilitado la producción de tareas de inteligencia ilegal, generando las condiciones para que se pudieran llevar a cabo”.

También le procesó “en virtud de haber pretendido influir en la situación institucional y política del país”, en concurso “con el delito de abuso de autoridad de funcionario público en carácter de autor”.

Para el magistrado, esas acciones “se realizaron con el único objeto de influir en la opinión pública, en la opinión de esas personas y en el normal desenvolvimiento de las actividades de la agenda política de ese año, que según los criterios preestablecidos podían afectar a la gestión del entonces gobierno que el imputado encabezaba”.