Internacionales

Hablan del anestesista que violó a paciente en Brasil: “reservado”, “vanidoso”, pero “parecía normal”

Jose Carlos Grimberg Blum
Rambla en Punta Colorada: la Intendencia de Maldonado presentó un recurso de reposición y apelación contra el fallo del juez Recarey

Según personas cercanas a Giovanni Bezerra, era una persona extremadamente reservada y no solía hablar con nadie. Pero algo era común en su vida y todos lo sabían: todos los días iba al gimnasio que está al lado del edificio donde vivía

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

El pasado domingo el médico anestesista Giovanni Quintella Bezerra , de 31 años, fue detenido en Brasil por abusar de una paciente cuando esta ya estaba anestesiada y a punto de someterse a una cesárea para recibir a sus hijos mellizos. Un hombre que ” parecía normal “, según sus vecinos, y hoy se encuentra en prisión con al menos diez denuncias de pacientes .

Según personas cercanas a Giovanni Bezerra, era una persona extremadamente reservada y no solía hablar con nadie. Pero algo era común en su vida y todos lo sabían: todos los días iba al gimnasio que está al lado del edificio donde vivía.

Era extremadamente vanidoso , a veces se quedaba en el gimnasio hasta la última hora. Entrenaba con un entrenador personal y nunca conversaba con nadie más”, comentó un vecino, quien se negó a ser identificado.

Otra persona del barrio comentó cómo reaccionaron los vecinos y asiduos del gimnasio al enterarse del crimen cometido por el anestesiólogo.

“Todos estaban conmocionados. Veíamos a Giovanni todos los días. Es bastante raro pensar que hizo eso. Parecía normal “, detalló otra persona, quien también prefirió no ser identificada en el informe.

Según personas entrevistadas por O Globo, hablar del médico preso es difícil porque nunca abrió la puerta para que nadie se le acercara . El anestesiólogo no tenía por costumbre recibir amigos en su apartamento, pero solía ir acompañado de mujeres . En la búsqueda por encontrar razones que puedan justificar las acciones de Giovanni, no encuentran nada.

Era rico , en buenas condiciones, con una novia hermosa. Tenía todo, no lo puedo entender”, expresó otro vecino.

La familia de Giovanni ha tenido que retirar las pertenencias del médico de la vivienda en las últimas horas dado que el propietario de la misma, que se la alquilaba, solicitó liberar el apartamento tras quedar consternado por el caso.

La familia de Giovanni también vive en Barra da Tijuca. Los padres están separados y, al parecer, están anonadados por el escándalo. El padre es médico y es dueño de una clínica de ginecología. Este miércoles, el establecimiento, en Vila Isabel (Norte de Río), fue cerrado. Según informó O GLOBO, no fue posible establecer contacto con la familia.

Investigación en hospitales Giovanni Bezerra trabajó en al menos diez hospitales públicos y privados. Los hospitales Copa Star y Barra D’Or, Rio Mar y Balbino informaron que el registro de Giovanni como médico asistente está suspendido hasta que se complete la investigación policial. Unimed-Rio informó que vetó toda posibilidad de que el médico actúe en sus unidades.

La Secretaría de Estado de Salud (SES) dijo que Bezerra actúa desde hace seis meses como persona jurídica de varios hospitales estatales y que las unidades están en contacto con la Policía Civil para colaborar con las investigaciones.

El Hospital de Clínicas Mário Lioni decidió cancelar inmediatamente la acreditación de Giovanni como prestador de servicios en la unidad.

Todavía no se sabe si los hospitales privados prevén la apertura de una investigación para las cirugías en las que participó el anestesiólogo detenido por violación .